Revista SAP Nº 01

Argentina

Fecha de Publicación: 11/1998

Editorial

Hace relativamente poco tiempo nos reunimos por primera vez en una institución: la "Sociedad Argentina de Psicoanálisis" (S.A.P.). Hoy queremos presentarles esta Revista.

Aquel momento inaugural y éste no desdeñaron el hecho de que somos miembros de otras instituciones. Venimos de variadas trayectorias personales y tenemos un denominador común: el Psicoanálisis. Finalmente estamos realizando el deseo de crear una Institución diferente que represente nuestros ideales.

Hoy, en esta nota editorial, damos cuenta de por qué S.A.P. y de por qué esta Revista. Dar cuenta, por supuesto, en el sentido psicoanalítico.

Digamos entonces que unos ejes nos han instituido y que otras formulaciones han dado impulso nuevo a nuestro trabajo cotidiano.

Esta imprescindible declaración inicial, que se corroborará o no, pero que se pondrá seguramente a prueba en la revista, en la clínica, en la teoría y en la práctica, incluye: Ciencia e Interdisciplina. Ética y Verdad. Participación y Transmisión social. Eros al fin y corno fin

Y dejemos en esta página, para nuestro interlocutor, algunas palabras en cada eje, item o encrucijada de trabajo. Para que el lector las relance. Para continuar enriqueciéndonos.

Ciencia: Ciencia como saber, arte, maestría..., del más inconmensurable territorio existente y descubierto por Sigmund Freud. Una ciencia especial, quizá excepcional o extraña para la comunidad científica que abraza las ciencias duras Y, dicho sin modestia, tal vez la más humana de las ciencias. Una ciencia abierta que debe soportar el doble embate: el de los enemigos del Psicoanálisis y el de sus amigos cuando éstos desembocan en ficciones o desvaríos.

Interdisciplina: Es Interdisciplina porque en principio es Disciplina. La de concurrir al propio análisis y cuya elaboración viene por añadidura, añadidura a la vocación de Análisis o a la voluntad de curación. Esa disciplina que implica trabajar teorías de otros campos con sus lenguajes y métodos. Así la Incerdisciplina del fundador, que abrevó en distintas fuentes en busca de lo suyo, sin saber, y sabiendo, que iba en busca de lo suyo de esta nueva manera: la freudiana. Interdisciplina en el origen. En el transcurso. Siempre... Para retroalimentarse. Para corregirse. Para crear y recrearse.

Ética...Como fundamento, sostén y destino. ¿O acaso en otro campo se está más en el límite de lo ético, en cada instante la pregunta, incluso la duda? Y aprovechando esta declaración: ¿Qué es ético en una Institución Psicoanalítica? No hay Psicoanálisis sin Ética Viva.

Verdad.. Y vamos entrando en materia: se trata de un tipo de verdad tan particular... Una verdad-desciframiento. Desciframiento no sólo de lo que había nacido claro y luego fue encriptado, sino también de aquello que carecía de palabras y fue paulatinamente nombrado. Para saber de ella debemos haberla transitado.

Participación y Transmisión Social... ¿Hay cuestiones definitivamente superadas? ¿Da demasiadas vueltas el Psicoanálisis para la moda de una época que quiere ser expeditiva? Hemos avanzado bastante desde aquellos tiempos de psicoanalistas "comprometidos" y psicoanalistas "neutrales". Lo cultural... que penetra siempre. Lo penetra todo. También al Psicoanálisis, por el que fue penetrado. Y lo seguirá siendo si el Psicoanálisis continúa vital. Con psicoanalistas comprometidos con cada paciente, con su Disciplina y con el bien común.

Eros... Amor a sí mismo y al otro. El amor como motor de todo tratamiento. Un amor ni severo, ni condescendiente. Un amor que, gracias al dispositivo analítico, si no resuelve siempre las tensiones entre el uno y el otro, al menos propicia volver una y otra vez a revisarlas, Volver a ellas es no dejar que impunemente se vuelvan sobre nosotros. Creación y alegría. Amor y trabajo. Palabras que parecen ingenuas. No lo son. Participan de lo humano y del Humanismo.

Ésta es la Revista que lo invitarnos a leer.

INDICE

normas_citas_y_referencias normas_publicacion politica_editorial comite